El cartel que el papa Francisco colgó en la puerta de su habitación

 

El Papa Francisco decidió tomarse con humor el intenso calor veraniego de Roma y decidió colgar un cartel de broma en la puerta de su habitación vaticana con la inscripción: “Prohibido lamentarse”.

Los invitados que en estos días visitaron la residencia del pontífice, la Casa Santa Marta, pudieron notar el curioso mensaje y un sacerdote anciano le tomó una foto, que ya se volvió viral en internet.

Escrito con letras blancas sobre fondo rojo y acompañado por el clásico símbolo del veto (un circulo tachado), debajo del “prohibido lamentarse” puede leerse: “ley número uno para el cuidado de la salud y el bienestar”.

Abajo, varias frases con letras negras completan la indicación: “Los transgresores son sujetos a un síndrome de victimismo con la consecuente disminución del tono del humor y de la capacidad para resolver problemas”.

“La sanción se duplica si la violación es cometida ante la presencia de niños”, agregó, escrito todo en italiano.

Y apuntó: “Para volverse el mejor de uno mismo hay que concentrarse en las propias potencialidades y no en los propios límites, por lo tanto: deja de quejarte y actúa para hacer mejor tu vida”

Leave a reply