El IMSS despide a jefe de área al descubrirse contrato millonario

 

El IMSS otorgó un contrato por 161 millones de pesos a la compañía Key Thinking, que deberá entregar en 120 días más de 1.5 millones de sábanas quirúrgicas y para camas de hospitales. La empresa, con dirección en la demarcación Miguel Hidalgo de Ciudad de México, no reportó un solo empleado en su nómina, según el Sistema Integral de Derechos y Obligaciones del IMSS, un ente que además de dar servicios de salud a los trabajadores del país y sus familias, lleva un control del número de empleados de la empresas. Además, no reportó activos, es decir, infraestructura para cumplir su compromiso. Y la asignación fue directa, según descubrió la agencia EFE.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) anunció el cese de uno de sus funcionarios por haber filtrado información de una licitación que culminó con la adjudicación de un contrato millonario para la compra de sábanas hospitalarias a una empresa que carece de obreros y activos.

El IMSS señaló que despidió a un jefe de área adscrito a la División de Servicios Complementarios de la Dirección de Administración por filtrar información a proveedores y agentes externos al concurso.

“El cese fue comunicado al funcionario implicado en las prácticas ilegales y surtirá efecto a partir de hoy 1 de agosto de 2017. Esto como resultado de un proceso de análisis interno que permitió ubicar esta práctica indebida”, agregó en un comunicado.

Además, la institución anunció que se presentarán las denuncias correspondientes ante el Órgano Interno de Control y ante la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) para que se investigue y se proceda conforme a derecho.

El IMSS lanzó el 30 de mayo pasado una licitación para la adquisición de 56 productos hospitalarios, como compresas para ojos y heridas, pantalones y batas para cirugías, mortajas, sábanas de cama y de pubis, sábanas hendidas para cirugía de cara y general.

Un total de 24 compañías participaron en el concurso. De 56 productos, según información oficial del IMSS, se asignaron 50 el viernes pasado a nueve empresas por un monto de 595 millones de pesos (33.8 millones de dólares).

El contrato más alto fue para Key Thinking, que debe surtir alrededor de 1.5 millones de sábanas, según el fallo de la licitación.

Sin embargo, esta compañía que se inscribió como “fabricante” no reportó un solo empleado en su nómina, según el Sistema Integral de Derechos y Obligaciones del IMSS.

Según documentos oficiales, en sus declaraciones fiscales la empresa dijo no tener activos.

Al anunciar el cese del funcionario, el IMSS aclaró que la filtración detectada no afectó de modo alguno el fallo de la licitación.

“En este sentido, se ratifica la legalidad de los resultados comunicados el pasado 21 de julio de 2017”, aseveró.

Leave a reply